sábado, 27 de marzo de 2010

Su Cruz y mi Cruz


Por la muerte de Jesús, nosotros tenemos Vida.

La Cruz de Cristo no era sólo el leño que llevó a cuestas y en el que murió. La Cruz de Jesús fue, junto a ésa, el dolor de la soledad, las injusticias que sufrió, los insultos que recibió... Los de aquel momento y los de toda la historia. El dolor que siente por el mal que hacemos contra otras personas, o contra nosostros mismos o, contra Él. Esa es su cruz. Por eso SOMOS RESPONSABLES DE LA CRUZ DE JESÚS.

La Cuaresma es un buen momento para una profunda conversión, para cambiar la dirección de tu vida. ¡Cuántas veces buscas la felicidad en una vida cómoda! Y sabemos que para alcanzar la felicidad lo que se necesita es amor, servicio a los demás, corazón que se da. Es una paradoja para vivir y ser feliz, hay que morir, no buscar la felicidad cómodamente y porque dándonos es que recibimos.

Te propongo un cambio concreto: No hacer las cosas porque te gusta, te apetece o te va bien... Sino hacer las cosas por dar gusto a Jesús. Porque le gustará a Jesús, le dará una alegría y le interesará que yo haga esto, o lo otro... "Señor, quiero cargar mi cruz de cada día y seguirte".

Te adoramos oh Cristo, y Te bendecimos

que por Tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Ten Misericordia de nosotros

Tú que padeciste tanto por salvarnos.



(Tomado del Boletín Parroquial de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles. Marzo-Abril 2010).

4 comentarios:

Rosana dijo...

Me gusto muchisimo esta publicacion esta buenisima para reflexionar un poco y ver una realidad que nos llega muy de serca realmente te lo agradezco a mi particularmente me ha hecho muy pero muy bien leerla. Un beso grande y que pases unas hermosas Pascuas.

cora dijo...

me encanto...
ya estamos en plena Semana Santa

un besazo de Cora

Maramco dijo...

Excelente, me encanta, me sorprende y eso es bueno para reaccionar, salir de lo de todos los días, afanes cosas por lograr, cuando la alegría esta cerca pero nuestra ceguera la que mantenemos y que podemos quitarnos es la que nos impide tener conformidad con todo el bien que nos rodea y no apreciamos. Gracias por este sacudón tan necesario.

Profundo abrazo.

Cecilia dijo...

Hola, me ha gustado mucho la publicación que has hecho, así como también la oración en la cruz, está muy buena la idea, y realmente haces reflexionar bastante.
Espero que pasas una semana santa de reflexión y recogimiento

con cariños desde Chile, Cecilia